*El paro subió en agricultura en 2020 un 22,38% con 13.432 parados *Metidieri reclama un cambio en la protección y las políticas del campo si no queremos cada vez peores datos


El paro en el sector agrario en Extremadura en el año 2020 registró un incremento de 2.456 personas, lo que supone un 22,38% más que en el año 2019, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Además, ha bajado la afiliación en el sector agrario y también en el régimen especial agrario.

 

Para el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, estas cifras tan negativas son la consecuencia de la falta de soluciones que están ofreciendo los distintos gobiernos a los problemas que arrastran producciones tan importantes en cuanto a la generación de mano de obra, como pueden ser los frutales, a lo que se suma las bajas producciones en viñedo o aceitunas, así como los bajos precios. 

 

Este escenario está generando un caldo de cultivo muy desfavorable para poder luchar contra las cifras de desempleo, que cada vez son mayores en el sector agrario.

 

Además, ha recordado Metidieri, a este contexto negativo se han sumado las reiteradas subidas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que también han castigado al mercado laboral en Extremadura. Nos gustaría saber qué dicen ahora, con los datos sobre la mesa, los que pregonaban que la subida del SMI no tendría incidencia en el empleo. 

 

Desempleo agrario

El presidente de APAG Extremadura Asaja ha recordado que, cerrado el año 2020, el

número de parados en agricultura se situó en 13.432 personas, lo que supone la cifra más alta desde marzo de 2016 y un 22,38% más que el año pasado.

 

En cuanto a la afiliación a la seguridad social, en el régimen Especial Agrario se han perdido 2.846 afiliaciones (ha bajado un 4,92%) en el año 2020, mientras que en España ha subido de media un 0,35%. 

 

Metidieri recordaba que en la serie histórica (desde el año 2000) no se ha cerrado nunca un año con unos valores de afiliación a la seguridad social en el Régimen Especial Agrario tan bajos como los de 2020, “ni tan siquiera en los peores momentos de la crisis de 2008”. Al margen de regímenes, la afiliación ha caído en el sector de la Agricultura en 2.809 personas, lo que supone un descenso del 3,7%. 

 

En opinión de Metidieri, si no cambian las políticas que se están llevando a cabo en el sector primario y se hace una defensa clara y valiente, los datos sociales y de empleo cada vez serán peores, con lo que eso supone para la economía de Extremadura, pero también para la supervivencia del mundo rural.