APAG Extremadura Asaja califica de “mala noticia” la nueva subida del SMI

  • Metidieri considera que el incremento “es inasumible” y va a “condenar al cierre” de las explotaciones que requieren de más mano de obra
  • El dirigente agrario recuerda que en menos de un año se ha aprobado una subida cercana al 30%

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha calificado de “mala noticia para el campo extremeño” la nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anunciada por el Gobierno y que llegará hasta los 950 euros.

En opinión del dirigente agrario, esta nueva subida del SMI “va a condenar al cierre de las explotaciones” que requieren de más mano de obra para su funcionamiento, lo que también significará que se dejen de generar puestos de trabajo. El motivo es que es “inasumible” para ninguna explotación que en menos de un año se han aprobado dos subidas del SMI que rondan casi el 30%.

Según ha argumentado Metidieri, con este tipo de políticas lo que va a obligar es a una reestructuración del campo extremeño de tal forma que las producciones que hasta ahora eran generadoras de mano de obra tenderán a desaparecer por otras alternativas que sean “mecanizadas” y que tengan menor coste laboral, para hacerlas viables tras las subidas del SMI.

Por último, el presidente de APAG Extremadura Asaja ha considerado “inaceptable” que este tipo de decisiones se hagan sobre “tabla rasa” en todo el país, puesto que la realidad es muy diferente en las distintas regiones de España. Es irónico, ha señalado Metidieri, que se haga una subida similar en todas las comunidades autónomas, pero luego existan brechas salariales de hasta 600 euros en el salario medio, como existe entre Extremadura y País Vasco. Esa diferencia, concluye Metidieri, hace que sea muy diferente un SMI de 950 euros en una u otra región.