APAG Extremadura ASAJA ironiza con “volver al uso de la hoz” para cosechar el cereal ante tanta prohibición

APAG Extremadura ASAJA denuncia la prohibición del uso de las cosechadoras por la Junta de Extremadura e ironiza con “volver al uso de la hoz” para llevar a cabo la recolección del cereal, dada la fecha en la que nos encontramos.


El aplazamiento de la actividad con maquinaria agrícola tanto hoy como mañana, --de 14:00 a 18:00 horas– debido al peligro extremo de incendios como consecuencia de las altas temperaturas para evitar incendios, resulta inasumible y es un completo despropósito para el agricultor, ya que parar la labor supone dañar su bolsillo al tiempo que un perjuicio para la cosecha. No hay que olvidar que la recogida del grano tiene el tiempo que tiene .


Si bien esta organización está de acuerdo en la colaboración de todo el sector para cuidar el Medio Ambiente, considera que no es de recibo que se prohiba el uso de maquinaria en plena cosecha, lo que refleja el poco sentido común adoptado por la Junta. Esta parálisis impuesta por la Administración extremeña invita a pensar que ésta está sujeta a fines recaudatorios y sancionadores.


Cabe señalar que la Ley de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales de Extremadura contempla que tanto el titular de la explotación como el propietario de la maquinaria empleada en labores agrícolas pueden llegar a afrontar las sanciones impuestas de forma solidaria. Las sanciones pueden ascender desde los 100 euros, hasta un millón de euros, en función de la gravedad de las mismas.


APAG Extremadura ASAJA reprocha además la dificultad a la hora de conocer el índice de peligro de incendios por municipios. Para ello, señala, el agricultor debe navegar por Internet, accediendo a la página web www.extremambiente.es, de la Junta de Extremadura, que a su vez te redirecciona a la plataforma web internacional 'Copernicus'(http://effis.jrc.ec.europa.eu/static/effis_current_situation/public/index.html), escrita en inglés.


Entender esta información en otro idioma supone una complicación más a la ardua tarea del uso de las nuevas tecnologías para el alto porcentaje de los agricultores que no disponen de conocimientos de ofimática, sin olvidar que esta información debe ser obtenida a partir de las 12:00 horas del día anterior al día de la siega.


Ante esta inverosimil situación, APAG Extremadura ASAJA ha solicitado de forma urgente una reunión con la Delegación de Gobierno en Extremadura y con la Dirección General de Medio Ambiente de la Consejería a fin de obtener una respuesta más sólida sobre este caos creado en el campo extremeño, al igual que para pedir medidas que contrarresten este desatino para el sector cerealista.


Por otra parte denuncia el acoso que están viviendo muchos cerealistas en el campo por los agentes del Seprona, ya que desde ayer el aluvión de quejas recibidas está siendo considerable.


Finalmente APAG Extremadura ASAJA recalca que los agricultores son los primeros que desean hacer su trabajo sin problemas, reduciendo el riesgo lo máximo posible con el uso de maquinaria eficiente y cumpliendo las medidas correctoras, según la legislación vigente.