APAG Extremadura Asaja lleva a la negociación del convenio del campo el control horario y la tarjeta profesional agraria

En el día de hoy se ha celebrado una nueva reunión para negociar el Convenio del Campo entre las organizaciones agrarias y los sindicatos, en la que se ha producido un intercambio de propuestas.

En dicho encuentro, el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha puesto sobre la mesa tres aspectos que considera fundamentales para mejorar el funcionamiento del campo en la región.

En concreto, la primera de las propuestas está vinculada con la puesta en marcha de una Tarjeta Profesional Agraria (TPA) en la que se recoja de manera fehaciente el historial del trabajador y su formación. Entre otras cuestiones, con esta TPA lo que se lograría es más agilidad a la hora de que los trabajadores puedan realizar sus labores en el campo puesto que se constataría los cursos elaborados, evitando duplicidades, como ocurre en la parte de prevención de riesgos laborales. Si un trabajador ya tiene ese curso, o cualquier otro, y la formación pertinente acreditada, se reducirían las trabas para poder ejercer su función.

En la misma línea, otra de las propuestas lanzadas por el presidente de APAG Extremadura Asaja es la relativa al control de horarios en el campo, que ha entrado en vigor a mediados de mes. Lo que se ha propuesto es que, en las labores agroganaderas, atendiendo a la singularidad de las explotaciones o las propias jornadas, se pueda “flexibilizar” dicho control horario, facilitando la actividad tanto a empresarios como a trabajadores. “Hay que facilitar el trabajo y no complicarlo más”, ha señalado Metidieri.

Por último, con relación al incremento del Salario Mínimo Interprofesional, que se aprobó en la última reunión después del laudo arbitral, el presidente de APAG Extremadura Asaja ha insistido en ajustar el número de horas a ese incremento salarial, puesto que supone un incremento del 20% en las retribuciones, que deben ser compensado en los horarios a realizar.

La reunión de hoy ha servido para el intercambio de propuestas, que se verán en la próxima reunión prevista para el mes de julio de cara a seguir avanzando en la aprobación del Convenio del Campo.