APAG Extremadura Asaja muestra su preocupación por la próxima campaña de la uva

·        Se prevé una cosecha un 10% inferior a la del pasado año

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha mostrado su preocupación por la próxima campaña de uva tanto por la merma que está sufriendo la producción, como por la ausencia, a día de hoy, de precios que den estabilidad al mercado. Además de la falta de ayuda para hacer frente al Covid.

Según ha explicado Metidieri después de participar en la Sectorial del Vino de APAG, la campaña de este año se preveía excepcional, pero las temperaturas tan altas que llegaron de manera tardía han hecho que se produzca una merma en esa producción. En concreto, se prevé un 10% inferior a la del año pasado, tanto en uva blanca como uva tinta, por lo que se llegará a unos 2,7 millones de hectólitros en 2020, frente a los casi 3 millones del pasado año.

A esto se suma que, todavía, no se tienen precios, lo que está generando incertidumbre en un año que ha sido especialmente complicado por la crisis del coronavirus y el cierre del canal Horeca, que ha afectado de manera muy importante al stock de las bodegas, lo que, a su vez, afecta ahora a los productores en el momento de dar salida a la uva.

En este sentido, desde APAG Extremadura Asaja se ha criticado duramente tanto al Gobierno nacional como regional por no ayudar al sector vitivinícola, con la importancia que este tiene en la agricultura extremeña.

Metidieri ha recordado que nuestra región salió muy mal parada en el reparto de fondos para hacer frente a la crisis del Covid-19 con solo 3,5 millones de euros, lo que era el 3,8% del total, para la segunda región mayor productora de España. Además, no solo eran insuficientes los fondos, sino que estos se han detraído del Programa de Apoyo al Sector Vinícola de España (PASVE) lo que también tendrá repercusiones en las ayudas a la reestructura, promoción e inversión del sector.

En cuanto a las ayudas autonómicas, el dirigente agrario ha puesto el acento en que no ha existido apoyo ninguno puesto que de los 18 millones de euros que se habían contemplado para hacer frente a la crisis del Covid-19, ni un solo euro es para el sector vitivinícola, al que la consejera de Agricultura no considera afectado por la crisis como para recibir ayudas extraordinarias.

En definitiva, desde APAG Extremadura Asaja se ha pedido a las autoridades que se pongan en marcha medidas que ayuden al sector del Vino, tan importante en nuestra región, ante una campaña que está siendo peor de lo previsto y ante un año que ha sido muy malo por las consecuencias del Covid-19, a pesar de que la consejera de Agricultura no lo quiera reconocer. Necesitamos estabilidad en un sector fundamental para el campo extremeño, ha concluido Metidieri.