APAG Extremadura Asaja ofrece al Gobierno un Plan de Rescate para la agricultura y la ganadería

  • El documento incluye medidas fiscales, financieras o sobre precios para paliar la doble crisis del campo vinculada a los precios y también al coronavirus
  • El presidente de la organización agraria ha remitido estas propuestas al gobierno de la Junta de Extremadura y de España

APAG Extremadura Asaja ha orecido al Gobierno de España y a la Junta de Extremadura (también se ha remitido una copia a la Casa Real) un Plan de Rescate para el sector agroganadero con una serie de medida concretas con las que afrontar el futuro y garantizar la viabilidad de un sector que “es estratégico”.

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha puesto sobre la mesa estas medidas por considerarlas necesarias para salvar un sector cuya importancia estratégica se ha puesto de manifiesto estos días como elemento de estabilidad que garantiza la provisión de alimentos en los hogares españoles. Qué habría pasado en España si no hubiera habido alimentos durante el confinamiento, se pregunta Metidieri.

Entre las medidas propuestas por la organización agraria se incluye la creación de un “Fondo Agrario Covid19” para paliar los problemas generados por la pandemia en el sector agroganadero. Como medidas se recoge la intervención pública en los precios para evitar la especulación sobre ciertos productos que están sufriendo bajadas de los precios de hasta un 50%, mientras que la cesta de la compra está subiendo.

Entre los sectores en los que se debería actuar se incluyen los del vacuno de carne, el ovino y caprino, el porcino ibérico, la apicultura, la leche de cabra y oveja, la retirada del mercado de excedentes del vino, del aceite de oliva o la intervención de frutas y hortalizas, cereales, leguminosas, proteaginosas y oleaginosas, entre otros. Es fundamental que se actúe sobre los mercados y también que se cree un mecanismo que garantice, de manera real y efectiva, unos diferenciales máximos y mínimos entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor, que con la actual crisis se ha visto acrecentado, más si cabe.

Por último, se incluye un paquete de medidas fiscales y financieras entre las que se encontraría un plan de financiación Ico-Agrario para atender las demandas de financiación, así como medidas fiscales en el ámbito local, autonómico y nacional que mitigue la carga que soportan los agricultores y ganaderos, con exenciones en las cuotas de la seguridad social o reducciones en tasas como el IVA agrícola o el IBI rústico. Por último, se pone el acento en la necesidad de una desregulación medioambiental que no asfixie a agricultores y ganaderos, lo que, a su vez, supone una asfixia del mundo rural y la España vaciada.

En definitiva, el presidente de APAG Extremadura Asaja considera que es fundamental tomar medidas efectivas e inmediatas para salvar a un sector que se encuentra en grave peligro por la crisis estructural que atraviesa el campo, con unos precios muy bajos y falta de rentabilidad, a lo que se suma la crisis particular que está provocando el COVID19. Esperamos que este documento, fruto de una larga reflexión, sea tomado en consideración para salvar un sector estratégico y vital para nuestro país, ha concluido Metidieri.

(Se adjunta el documento que se ha remitido a las distintas administraciones)