APAG Extremadura ASAJA reclama soluciones ante el impuestazo al gasoil

APAG Extremadura ASAJA rechaza el impuesto al diésel propuesto por el Gobierno central debido a la negativa repercusión que va a suponer mayor presión fiscal a los agricultores extremeños, que ya de por sí reciben el castigo de los precios irrisorios en sus producciones.


El presidente de esta organización agraria, Juan Metidieri, ha lamentado que las decisiones del Gobierno vuelvan a hacer flaco favor a la agricultura y ganadería. En rueda de prensa, el dirigente agrario ha criticado que el precio del gasóleo en estos momentos se sitúe en los 0,975 euros/litro, frente a los 0,41 euros/litro de 2001, lo que supone un incremento de nada más y nada menos que de un 233%.


Si ya de por sí la situación para el agricultor es difícil por los bajos precios en producciones como nuestros cereales de invierno, tomate, maíz, arroz o frutales, la circunstancia empeora con este impuestazo al gasoil que nos ofrecen las Administraciones como solución a nuestros problemas”, ha reprochado Metidieri.


En este sentido, ha indicado que con una superficie de tierra arable útil en Extremadura de 2.600.000 hectáreas y unos gastos por explotación de 3.500 euros, la cantidad de sobrecoste debido a la subida del precio del gasoil asciende a más de 45.000.000 de euros.


En opinión del presidente de APAG Extremadura ASAJA este sobrecoste es una auténtica barbaridad que en absoluto favorece a las explotaciones agroganaderas, que ya se encuentran muy castigadas porque su rentabilidad están al límite y el precio de los inputs como los abonos, los fitosanitarios y el gasóleo no han parado de crecer, mientras los precios de los productos de los agricultores y ganaderos continúan inamovibles”.


Por si el impuestazo al gasóil fuera poco, los incrementos en las cotizaciones de la Seguridad Social o la revisión del IRPF en sistema de módulos y estimación directa con la creación de nuevos impuestos son otros de los problemas que hacen cuesta arriba el día a día del profesional del campo.


Por todo ello, APAG Extremadura ASAJA reclama al Gobierno central medidas urgentes que palíen las posibles consecuencias que puede llegar a ocasionar la subida del precio del gasóleo, proponiendo entre otras actuaciones la devolución a compensar en las facturas del gasóleo del 35% o la adecuación en la rebaja de módulos en todas las producciones agroganaderas.


Por último, Juan Metidieri ha mostrado su deseo de que estas propuestan y el reclamo generalizado de los agricultores acerca del incremento el precio del gasoil sean escuchados, porque “en este momento lo que menos se necesita es crear nuevos impuestos o condiciones negativas que frenen la economía y volver a la recesión que tanto daño hizo en el mercado laboral de nuestro país”.