APAG Extremadura Asaja sigue abierta al diálogo para evitar las prohibiciones del Infoex a las labores del campo

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha señalado esta mañana que la formación agraria “sigue abierta al diálogo” para negociar un cambio en las prohibiciones del Infoex en lo relativo a las labores del campo, en respuesta a las últimas declaraciones del presidente de la Junta de Extremadura.

Metidieri ha recordado que desde el año 2018 se ha buscado la negociación y el acuerdo, para lo que se han solicitado diversas reuniones con el objetivo de evitar situaciones como las vividas en años anteriores, de gran limitación a la labor agrícola, a lo que no se ha recibido una respuesta positiva. Esta falta de respuestas ha señalado, ha motivado la convocatoria de protestas en las puertas de la consejería por lo perjudicial que resulta para el campo.

Y es que, se ha recordado, con esta normativa se está prohibiendo la quema de restos de poda del olivar, trabajar con un tractor con grada de disco, cuchilla, traílla o pala y cosechadoras de cereales, a lo que se suma la necesidad de firmar declaraciones responsables para poder realizar las tareas agrícolas, entre otras cosas. Muchas trabas administrativas para una labor que se realiza de manera histórica en nuestro campo.

En cuanto a las afirmaciones de que no es el momento adecuado de plantear estas reivindicaciones, porque se van a disolver el Parlamento, Metidieri ha vuelto a abundar en que se había pedido negociar este asunto desde el año 2018, por lo que no es algo que surja ahora, además de no tratarse de un debate parlamentario, sino del ejecutivo, que es el que ha dictado el decreto.

No obstante, APAG Extremadura Asaja espera que se tome en consideración las peticiones de los agricultores y ganaderos para poder seguir trabajando en el campo como se hace de manera tradicional, por lo que sigue abierta la puerta al diálogo, aunque se haya convocado una concentración de protesta el próximo martes 2 de abril en las puertas de la consejería de Medio Ambiente y Rural.

Parece que se quiere criminalizar la labor del agricultor, que es un activo para la lucha contra los incendios, manteniendo el campo limpio y bien cuidado. El mayor enemigo de los incendios es el abandono de los bosques y campos. Los agricultores somos los grandes aliados, ha concluido.