Chapuza manifiesta la valoración de Agroseguro para fijar el grado de sequía en febrero

APAG Extremadura Asaja tilda de chapuza manifiesta el sistema que utiliza la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro) para fijar el grado de sequía vigente en la comunidad y lamenta que una vez más se atraque al ganadero por culpa de su falta de rigor y total ineficacia.

 

Para esta organización agraria no se entiende por qué Agroseguro afirma que febrero ha estado marcado por una leve sequía cuando solo ha llovido en los dos últimos días del citado mes.

 

Así, lamenta que en pleno siglo XXI su sistema de teledetección carezca del rigor necesario para reconocer lo evidente, es decir, que Extremadura hasta hace dos semanas ha estado inmersa en una sequía grave y permanente.

 

Para APAG Extremadura ASAJA resulta un despropósito y una tomadura de pelo que Agroseguro se limite a que sea este sistema de teledetección el que indique si hay sequía o no, realizando las mediciones al tun tun, cuando los ganaderos están pagando los precios que se están pagando por las pólizas.

 

Esto pone de manifiesto, una vez más, que el sistema de medición y meteorología empleado por Agroseguro no funciona, al tiempo que no quiere compensar al profesional del campo como se debe por las pérdidas ocasionadas por la sequía.

 

Cabe destacar que los agricultores y ganaderos son compensados con el seguro de sequía en pastos solo si Agroseguro cataloga que ese mes ha estado marcado por un mínimo de decenas consecutivas (tres) con las que se certifica que dicho mes ha estado marcado o no por la falta de precipitaciones.

 

Por todo ello APAG Extremadura ASAJA reclama una metodología más exhaustiva, basada en inspecciones realizadas por profesionales en el propio campo. Solo de esta forma las mediciones serán veraces y se corresponderán con la realidad agroganadera.