APAG Extremadura Asaja y la Comunidad de Labradores muestran su “preocupación” por cómo se está llevando el proceso de expropiaciones para el regadío de Tierra de Barros

·      Se ha exigido transparencia absoluta y que la administración pague las expropiaciones de “forma justa y razonable”

 

 

APAG Extremadura Asaja y la Comunidad de Labradores de Tierra de Barros han mostrado, de manera conjunta, su “preocupación” por cómo se está desarrollando el proceso de expropiación de terrenos necesarios para el proyecto de regadío de Tierra de Barros. 

 

El DOE publicó la relación de bienes afectados por la ejecución de estas obras, con lo que se inicia el proceso de expropiación, pero, según recuerda APAG Extremadura Asaja y la Comunidad de Labradores, todavía falta muchas certezas, lo que genera incertidumbre entre los agricultores que se pueden ver afectados, además de estar ofreciendo precios fuera de mercado.

 

En opinión de APAG Extremadura Asaja y la Comunidad de Labradores, estos proyectos no solo deben ser viables técnicamente, sino que también tienen que saber aprovechar las condiciones agronómicas y físicas de partida, para que sea lo menos perjudicial posible para los afectados por las expropiaciones. En este sentido, se ha pedido a la administración que “pague las expropiaciones de forma justa y razonable”. 

 

También se ha indicado en que el proceso de las expropiaciones ya está en periodo de información pública y presentación de alegaciones, pero sin tener todavía certeza en la financiación de este y sin tener la concesión firmada por la Confederación de la dotación de agua que se podría destinar a estos regadíos, cuestiones que son vitales. 

 

En definitiva, desde ambas organizaciones se ha querido mostrar preocupación por los distintos interrogantes existentes y “pedimos a la consejería de Agricultura” que se aclaren todas las dudas para que el inicio del procedimiento de expropiaciones no sea perjudicial para nadie y no suponga una carga para todos los afectados, además de la necesidad de que se abone un precio justo.