Denuncia que los bajos precios del aceite sigan sin repercutir en los consumidores

APAG Extremadura ASAJA denuncia que la bajada del precio del aceite de oliva no se traslade al consumidor, provocando una vez más un perjuicio para el bolsillo de los ciudadanos.


El presidente de esta organización agraria, Juan Metidieri, lamenta que los industriales no repercutan esta bajada de los precios en origen al consumo, cuando ha caido un euro el kilogramo de aceite desde marzo hasta la actualidad.


Así lo ha indicado este miércoles el dirigente agrario en rueda de prensa, en la que ha informado igualmente sobre las primeras previsiones de APAG Extremadura ASAJA acerca de la campaña de aceite de oliva y aderezo de este año.


Según los técnicos de esta organización, se prevé para 2018 una pérdida de producción de aceituna de almazara para aceite de un 20% sobre una campaña normal, por lo que se espera que la producción de este año sea de unas 50.000 toneladas con respecto a las 65.000 toneladas de aceite de media que se obtienen en una campaña normal.


En referencia a Tierra de Barros, comarca oleícola por excelencia de Extremadura, se prevé una bajada de más del 50% o incluso de un 60%, como consecuencia de la vecería


A esto igualmente influirá la tardía floración por el retraso de las lluvias en primavera, así como el fuerte estrés hidrico de los olivos debido a las altas temperaturas registradas en septiembre y octubre.


Con respecto a la campaña de verdeo, que ya ha comenzado, se estima que las mermas en la producción sea de más del 50%, llegando a alcanzar las 50.000 toneladas con respecto a las 110.000 toneladas recolectadas en un año normal de aceituna de aderezo.


Ante esta circunstancia, esta organización espera que la bajada de producciones repercuta en el bolsillo del agricultor y que el consumidor también se beneficie de precios más asequibles.