El año 2018 pasa a la historia por su buena cosecha y precios ruinosos

APAG Extremadura ASAJA ha admitido que 2018 ha sido un año de buenas cosechas, si bien se ha visto negativamente afectado por el mal endémico de los precios y el inexistente apoyo administrativo al campo extremeño.


En un encuentro con los medios de comunicación para realizar el balance agrario del año, el presidente de esta organización, Juan Metidieri, ha tilado de pésima la gestión realizada por las Administraciones para dar garantías de viabilidad al sector agroganadero extremeño.


En este caso, para el dirigente agrario, la labor realizada por el Ministerio de Luis Planas merece como calificación “un cero”, debido a su “falta de compromiso” en sectores como el porcino ibérico, ya que “a pesar de la aclamación popular, no ha modificado ciertos aspectos que son necesarios para una correcta Norma de Calidad del Ibérico”, ha señalado.


El cava extremeño se ve igualmente afectado por la “inacción” y la “falta de seriedad” del Ministerio de Agricultura, ya que “sigue anteponiendo los intereses políticos con limitaciones en beneficio de Cataluña”, ha reprochado.


Los nuevos regadíos así como la falta de una reforma urgente de la Ley de la Cadena Alimentaria para atajar de raíz el problema de los bajos precios son otras de las razones por las que la gestión del Ministerio finaliza el año, a juicio de esta organización, “sin pena ni gloria”.


En lo que respecta a la Consejería de Medio Ambiente “no aprueba ni de lejos”, ha ironizado Juan Metidieri. Las razones por las que suspende este año agroganadero son, entre otras, “su legislación excesiva en detrimento de los agricultores”, y así lo ha demostrado con el Plan Infoex, ha recalcado.


El freno de la actividad agroganadera con sanciones por quema de restos de poda y las continuas sanciones por parte de sus agentes del medio natural, son otros de los motivos por los que la Consejería suspende el año 2018.


La falta de soluciones para los cereales de invierno, así como para erradicar la tuberculosis bovina, sin olvidar la puesta en funcionamiento de los proyectos de regadío, son otros de los motivos por los que esta organización centra su crítica en la Consejería.


En lo que concierne a la gestión del Ministerio de Transición Ecológica, más conocido como el Ministerio de las restricciones sin sentido, Metidieri la ha calificado con un “muy deficiente”, ya que “se ha obcecado a aplicar un proteccionismo excesivo al campo con figuras ambientales y medidas que solo aportan perjuicio a nuestras producciones”, ha indicado.


Siguiendo esta línea ha subrayado que este año ha sido negativo por los altos costes y los bajos precios de producción, al tiempo que el apoyo administrativo ha sido pésimo. “Tanto la Consejería de Medio Ambiente como el Ministerio de Agricultura se han mostrado alejadas del campo extremeño, en temas como los bajos precios, el regadío extremeño o la limitación de superficie a nuestro cava de Almendralejo”, ha sentenciado el dirigente de APAG Extremadura ASAJA.


Al mal endémico de los precios tenemos que sumarle la falta de objetividad en varias de las lonjas como sucede en la del ovino, en la que se aprecia que semana tras semana no existe equidad en al representación se sus miembros y de ahí que el cordero extremeño no esté cotizado como realmente debería de ser y, a su vez, sea menos preciada su calidad. “No es posible que todo el año esté cotizando el precio mas bajo de todas las lonjas de España”, ha criticado Metidieri.


Ya en cuanto a las producciones se refiere, ha tildado de buena cosecha la de este año, si bien ha habido sectores que se han visto perjudicados, entre otras razones, por los precios irrosorios.


En este caso, ha detallado que los problemas continúan centrándose en nuestras producciones agrarias, siendo en este ocasión los más perjudicados el arroz y los frutales.


Con respecto a los cultivos permanentes se ha registrado una pérdida del 10 % en olivar de almazara, en algunas comarcas y de un 50 % de aceituna de mesa, mientras en nuestros viñedos ha habido un aumento aproximadamente de un 20% con respecto al 2017, aún con los daños sufridos por las tormentas en el mes de mayo.


En cuanto a la campaña de cereales, la ha tilado de positiva debido a las lluvias en primavera. Los precios siguen siendo ruinosos a lo que le tenemos que sumar los elevados costes de producción debido a los precios de gasoil, abonos o fertilizantes.


En lo que se refiere a los cultivos de regadío, los más perjudicados han sido los frutales y el tomate, debido a las tormentas, mientras que la cabaña ganadera ha experimentado en cambio, estabilidad en cuanto a precios y bajada de gastos debido a los excelentes pastos de esta campaña.


Durante su alocución, Metidieri ha mostrado su deseo de que la Junta siga trabajando en lo que se refiere a la erradicación de plagas y enfermedades, ya que se ha experimentado un incremento de plagas como la del gusano del alambre, la mayetiola, la roya, el pulgón o las malas hierbas.



Ya en materia de robos registrados este año en el campo, ha valorado el control que se ha experimentado, entre otras cuestiones, por el documento de trazabilidad llevado a efecto, si bien ha indicado que aún sigue habiendo muchos aspectos que mejorar en este respecto, como por ejemplo, el endurecimiento de condena a quienes roban nuestras producciones.


Por último, y acompañado por la secretaria general de APAG Extremadura ASAJA, Dolores Contador, y de sus técnicos, Montserrat Herrojo y Eduardo Andujar, el presidente de APAG Extremadura ASAJA ha mostrado su deseo de que 2019 venga cargado de eficacia y sobre todo de mayor compromiso por parte de las autoridades políticas, con medidas que salvaguarden el futuro del campo extremeño.


En este sentido, ha reclamado a las Administraciones pertinentes actuaciones como la puesta en marcha de un Plan estratégico para poder continuar con el cultivo del cereal; poner fin a la tuberculosis bovina y caprina con la implementación de medidas que no estén enfocadas a matar animales; la puesta en marcha definitiva de los nuevos regadíos; limitar lo mínimo las autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo; así como impedir la limitación de la DOP Cava.


Otra de las peticiones de Metidieri para 2019 pasa por impedir que siga adelante el proyecto de la Reserva de la Biosfera en La Siberia, ya que el exceso de limitaciones solo supone perjuicios para la economía de sus municipios, dedicados en su mayoría a la agricultura y ganadería.


Soluciones para atajar de raíz los problemas fitosanitarios, continuar con la vigilancia en el campo debido a los robos, así como un seguro por pérdida de rentas en explotaciones y que se asegure el presupuesto para la Política Agraria Comunitaria, son deseos de APAG Extremadura ASAJA para un nuevo año que espera que se caracterice por su buena climatología.