Es necesario que Agroseguro actúe con celeridad en las peritaciones que determinen los daños causados en el campo por las tormentas

APAG Extremadura ASAJA solicita celeridad en las peritaciones para determinar el importe de los daños ocasionados por las tormentas de este pasado martes en distintos puntos de Extremadura.


De igual manera considera importante que estas peritaciones sean realizadas con concreción, a fin de que los agricultores afectados no vean perjudicados también su bolsillo.


Comarcas como La Siberia, La Serena o Tierra de Barros, han registrado daños muy esporádicos en producciones como olivar y cereal de invierno.


Así, la Campiña Sur se ha visto afectada con mayor intensidad, siendo el sector cerealista el más dañado (principalmente la cebada). En esta zona los municipios más perjudicados han sido Azuaga, Granja de Torrehermosa y Monesterio.


Respecto al centro de Extremadura, parcelas dedicadas al cultivo del tomate, al melón o a los frutales se han visto igualmente dañadas como consecuencia de la climatología, siendo las localidades más afectadas Santa Amalia, Hernán Cortes, Miajadas, Medellín, Yelbes, Valdetorres, Conquista de Guadiana, parte de Don Benito y Guareña.


Algunas de estas producciones han quedado completamente arrasadas, por lo que en algunos casos se tendrá incluso que volver a plantar, lo que supone un notable gasto para el agricultor, que se suma a los producidos por estos meses por las inclemencias climatológica. Cabe señalar que además cuentan con la dificultad añadida de disponer de las plantas necesarias de invernaderos.


Ante esta circunstancia, APAG Extremadura ASAJA pide que el diagnóstico que se lleve a cabo por parte de Agroseguro sea rápido y eficaz, con el objetivo de que el profesional del campo cuente con este apoyo para retomar cuanto antes su labor agraria.


De igual manera solicita a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio que localice correctamente las zonas afectadas y haga un seguimiento exhaustivo de todos los pasos siniestros, tal y como merecen los afectados.