La Junta cambia las reglas del juego en mitad del partido

APAG Extremadura ASAJA lamenta que el cambio de las reglas del juego por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio en mitad del partido vaya a afectar a los viticultores extremeños que hayan solicitado el arranque para la reestructuración de nuevos viñedos.


La incompetencia de la Junta va a costar caro a los agricultores que opten por esta ayuda, ya que el texto que se desprende del Decreto del pasado 2 de agosto no permite el arranque a aquellos agricultores profesionales que no hayan realizado declaración de cosecha de uva en campañas anteriores.


Este matiz indispensable para solicitar el arranque, no se contempla en la Orden publicada el pasado mes de febrero, de la convocatoria de ayudas destinadas a apoyar las medidas de reestructuración y reconversión del viñedo en Extremadura en el marco del Programa Nacional de Apoyo al sector vitivinícola 2019-2023.


Cabe recordar que con el anterior Decreto, el agricultor tenía la posibilidad de hacer la declaración de cosecha y solicitar el arranque en la misma campaña, hasta el 31 de octubre. Sin embargo, con el Decreto en vigor, la declaración de cosecha debe realizarse antes del 1 de agosto, lo que imposibilita realizar la declaración y solicitud de arranque en la misma campaña, provocando que muchos no puedan beneficiarse de la ayuda, ya que no cumplen con los requisitos para llevar a acabo el arranque de viñedo.


Es cuanto menos sorprendente que la Junta haya publicado una Orden antes que adaptar el Real Decreto a nuestra Comunidad Autónoma, lo que demuestra ineptitud y ganas de provocar trastorno a aquellos que con el arranque pretenden emprender su futuro con la reestructuración de viñedos.


En lugar de actuar con coherencia y celeridad, adaptando automáticamente el Real Decreto a nuestra región, la Junta ha preferido dormirse en los laurales y lo que es peor, publicar el Decreto un año después.


Ante esta circunstancia, APAG Extremadura ASAJA confía que la Consejería de Medio Ambiente entre en razón y no penalice a aquellos que se vayan a ver afectados por la lentitud de la Administración autonómica, ya que de no ser así sería un error mayúsculo. Por ello, subraya la importancia de dar luz verde a los viticultores afectados para que puedan volver a solicitar la ayuda el próximo año.