Son insuficientes los aranceles impuestos por Europa al arroz de Birmania y Camboya

APAG Extremadura ASAJA tilda de insuficiente el arancel impuesto al arroz procedente de Camboya y Birmania por su impacto en el sector europeo.


Así lo ha indicado este jueves en rueda de prensa el presidente de APAG Extremadura ASAJA, Juan Metidieri, tras la aprobación de esta cláusula, que comportará la reintroducción de aranceles durante tres años --175 euros por tonelada el primer ejercicio, 150 euros el segundo y 125 euros el tercero-- a estos envíos asiáticos que en las últimas cinco campañas se han multiplicado por 40 provocando un hundimiento de las cotizaciones de este cereal europeo.


Si bien Metidieri ha calificado como positiva esta clausula de salvaguardia como medida para contener los daños económicos que su entrada libre está teniendo en los productores europeos, el calvario para nuestros arroceros no acaba con esto, ya que existen problemas muy serios que dificultan cada día más la viabilidad del sector del arroz de la Unión Europea, ha apuntillado.


Para el presidente de esta organización profesional, el Ejecutivo comunitario obtiene con este arancel permisivo tapar el sol con un dedo, ya que, a su juicio, va a influir muy poco en la situación critica en la que se encuentra el arroz.


En este sentido, ha considerado que acuerdos con Mercosur con países como Argentina, Paraguay o Brasil seguirán vigentes, ya que el arroz de estos países latinoamericanos verá favorecida su entrada a la Unión Europea, , perjudicando por consiguiente al arroz español y, ya en concreto, al extremeño.


Cabe destacar que Extremadura aporta más de un 20% de toda la producción nacional de arroz, siendo así nuestra región las segunda comunidad productora de este cultivo en toda España con un total de 21.635 hectáreas dedicadas a este cultivo.


Con el objetivo de acabar con la competencia deseal de productos a nuestras producciones, el presidente agrario de esta organización ha recalcado al Gobierno que no desaproveche este precedente y encabece de modo decidido todas las actuaciones necesarias para poner en marcha soluciones como la aplicación de aranceles agresivos o una ley que garantice con el etiquetado claridad y transparencia sobre la procedencia del producto que el consumidor adquiera en el supermercado.


Todas estas propuestas sugeridas por APAG Extremadura ASAJA tienen como objetivo frenar minimizar los daños que ocasionan la importación de productos del exterior a las producciones extremeñas como el arroz, la fruta, la miel, los cereales o el aceite, entre otros, que debido a las importaciones se ven muy perjudicados por la falta de control.